Con el comienzo del nuevo año ya toca prepararse para los cumpleaños por venir… incluso los que están la vuelta de la esquina (sí, hablamos de vosotros, los de enero y febrero). Así que aquí te facilitamos unos tips para que tu fiesta sea memorable. Y es que aquí en Yoyorama no solo somos fan de los cumpleaños, sino que tenemos mucha experiencia organizando actividades muy cool para los más peques (y los más grandes) con nuestro Yoyorama Play, que le pone nombre a talleres y otros eventos (los proponemos, nos los puedes contar y lo organizamos…) para que ese día sea muy especial.

Entre lo que hace un cumple especial es la presencia de personas importantes como abuelos, tío favorito, amigos de todos lados… Estas fiestas son para pasarlas en la mejor compañía y no nos gustaría que faltase nadie para hacer el momento los más especial posible. Mucha ilusión, ganas de pasarlo bien y las ganas de ser un gran anfitrión harán que el día ser nos pase entero volando y con una sonrisa en la cara. Añadir un toque improvisación a la previa organización hará que la fiesta puede ser aún más divertida porque no sabemos por dónde va a salir cada invitado y lo que pueda aportar. No cerrarse a nada para que la celebración sea de lo más increíble.

1. Una invitación molona

Podemos hacer tanto una invitación digital como manual, se trata de que mole. Desde nuestra perspectiva, recomendamos que sea manual ya que es algo más personal, los peques pueden participar y le podemos añadir detalles que gusten a los demás participantes en la fiesta. No puede faltar el nombre del cumpleañero, mensajes bonitos, muchos colores, y pegatinas o purpurina para hacerla más llamativa. Un mensaje diferente para cada persona que acuda hará que esta venga con más ganas y se sienta como una parte importante de la fiesta.

2. Piñata más saludable

No se trata de quitarle la ilusión a la piñata y sus caramelos, pero optar por golosinas más saludables (que no menos sabrosas) permitirá mantener la diversión y que los peques se coman sus premios sin que los padres escondan sus miradas de pánico ante los subidones de azúcar. Y ya si quieren ir más allá incluso pueden hacer las gominolas y los candies en casa.

3. Centros de mesa manuales

Como con la invitación, elaborar a mano y en familia los centros de mesa puede tener mucho rollo: serán únicos y originales, serán sobre lo que el peque quiera y serán una actividad más en familia para celebrar el cumple.

4. Vajilla sostenible

Opta por una vajilla y cubiertos de bambú, pero ejemplo. Sus ventajas es que son igual de prácticas y reutilizables que las de plástico pero mucho menos contaminantes para el medioambiente.  Además suman el componente de que son ecológicas y biodegradables. Una buena alternativa para enseñar a nuestros hijos desde una temprana edad a ser respetuosos con el medio ambiente.

5. ¡Música!

Si tenemos unos altavoces en casa será la fiesta de cumpleaños aún más divertida. Hacer una lista de reproducción con todos los miembros de la familia para que  pongan canciones diferentes y todos se sientan cómodos. Si añadimos un par de micrófonos a modo de karaoke, la alegría va a estar garantizada. Canciones alegres y con ritmo para que podamos bailar y reír todos juntos en familia y armonía.

6. Una gymkana

Las pruebas de habilidad son un entretenimiento digno de estas fiestas, no pueden faltar. Hay infinidad de juegos con los que podemos desternillarnos de la risa. ¿Algunas opciones? Carreras de sacos, pesca de pelotas, juegos con una baraja de cartas, una búsqueda del tesoro… no tiene que ser súper complicado o complejo, solo divertido.

6. Un photocall

Lo dicho, no tiene que ser algo apoteósico, pero contar con un espacio decorado para hacerse fotos durante la fiesta le da un toque especial. Para pasar un buen rato divertido es recomendable en un lugar de la casa decorarlo con mensajes, pancartas, globos y muchos colores para que sea más llamativo. Caras graciosas, poses divertidas y muchas risas son elementos que no pueden faltar en estas sesiones de fotos.

7. Una tarta casera

En este tipo de cumpleaños, la mejor comida suele ser la preparada en casa y quien mejor para esto que las abuelas. Si queremos soplar las velas, que mejor que hacerlo de la gente que más queremos y con el sabor más familiar y rico que podamos tener. ¡Aprovecha que este tipo de postres suelen volar!

8. Una estación de snacks

Si nos hemos quedado con hambre después de reír, saltar, cantar y jugar podemos disfrutar con un extra de sabor, ya sean helados, churros, galletas, sandwiches, tapas… lo ideal es poder decorar o montar el snack cada uno.