Tanto si eres un experto esquiador, como si solo quieres hacer una guerra de bolas de nieve, es imposible no sucumbir a la magia que nos trae su blancura. ¡Abrígate bien que nos vamos!

En España tenemos un montón de destinos donde poder pasar unos días en familia rodeados de nieve. Hoy te contamos algunos de los lugares a los que puedes ir con los peques para que se tiren en trineo, aprendan a esquiar, o simplemente se rebocen en ella. Si estás deseando ponerte los esquís, esta escapada te va a encantar.

La Sierra de Madrid

Está a menos de una hora de la ciudad y tienes todo lo que necesitas para pasar un grandioso día en la nieve con la familia. En la estación de esquí alpino de Valdesquí, con más de 22 km. esquiables, hay una  escuela de esquí y snowboard. Muy cerca, en el Puerto de Cotos, hay un circuito de hasta 5 km para hacer esquí de fondo. También se puede hacer esquí de montaña o de travesía o rutas con raquetas de nieve, guiadas o por nuestra cuenta. Además, siempre puedes darte un paseo por los pueblos y parajes naturales de la zona. Merece mucho la pena. 

Un día en la nieve de Aramón

En Huesca, en el Valle de Tena, nos encontramos con 137 kilómetros de pistas de esquí divididos en cuatro grandes sectores: Crestas, Portalet, Sarrios y Anayet. Lo que más nos gusta de este lugar, es que tiene muchas actividades pensadas en las familias y para todo tipo de niveles y gustos.

Cuentan con una pista de trineo, un circuito de raquetas de nieve, un área de tobogganing, la Snake Gliss o la Skity Pista, una zona de esquí solo para niños. Por si fuera poco, también puedes divertirte e interactuar con la naturaleza en otras áreas independientes a las pistas, como el Bosque Animado o Anayet Kids, donde organizan juegos talleres de maquillaje, fiestas y animación.

Sierra Nevada

En Granada tenemos la estación de esquí con más altitud de nuestro país, con 110,4 km distribuidos en 131 pistas con el mayor desnivel esquiable de España (1.200m), por lo que ha sido escenario de grandes competiciones de deportes de invierno. Pese a esto, Sierra Nevada tiene muchas pistas verdes, de fácil accesibilidad, lo que la convierten en una de los mejores enclaves para ir con niños. Te encantarán sus dos pistas específicas para la familia: la Pista del Mar y la Pista del Bosque.

Otra de las atracciones de Sierra Nevada, es su zona recreativa ‘La Fuente del Mirlo Blanco’, con roscos para tirarse por los toboganes, pistas para patinar sobre hielo, trineos, hinchables y mucha diversión. Si no te parece suficiente, en el parque infantil ‘Dream Land’, tus miniyoyorames, podrán jugar en la nieve mientras aprenden a esquiar.

Nieve en La Molina

En la comarca de la Cerdaña está La Molina, una estación de invierno ubicada en el Pirineo Oriental. Tiene 71 km esquiables repartidos en 68 pistas para todos los niveles, un snowpark de grandes dimensiones y el super pipe más grande de los Pirineos. 

También ofrece excursiones en motos de nieve, en trineos tirados por perros y con raquetas de nieve, descensos nocturnos con antorchas, batallas con láser, así como las actividades que se llevan a cabo cada día en el parque de aventura entre sus enormes árboles.

Port del Comte

En el Prepirineo Catalán encontramos una estación de esquí ubicada a tan solo dos horas de Barcelona. Tiene algo más de 42 kilómetros de rutas esquiables con distintos niveles para que todos podáis disfrutar. Como es habitual en las grandes pistas, también ofrece otras atracciones, como paseos en trineo, excursiones con raquetas de nieve y espectaculares descensos en los toboganes.

Aunque si sois fans de las tirolinas, las camas elásticas y del snowpark, os aseguramos que aquí encontraréis horas en entretenimiento y pondréis a prueba vuestra resistencia.