Lluvia, frío, resfriados… necesitamos algo que nos suba el ánimo. Y si hay algo que da un chute de dopamina es la música. La de todo tipo, así que por qué no ponerse unas tonadas y soltarse a bailar… Sí, ya no es el tiempo festivalero, pero nadie dice que no puedas hacer el tuyo propio. Solo se trata de buena música (y sabemos que tu familia tiene gusto), decorar un espacio y ponernos nuestras mejores galas festivaleras. ¡Ah! Y también podemos hacerlo un plan con más familias, que no se pierde nada por pasarlo bien todos juntos. Y si no quieres hacerlo encerrad@ en casa con los peques, coge el coche… en algún lugar siempre está brillando el sol.

 

Pendientes Maneki Neko de Lamary_shop.

Botas bicolor de piel, de Jil Sander.

Bolso de tela y lino, de Miu Miu.

Botella de acero con pajita, de Thekidslab.

Coche 100% eléctrico, de Mini. 

Bómber acolchada, de Woolrich.

Gorra infantil, de Zadig & Volatire.

 

Gafas de pasta, de Óptica Toscana. 

Mono de terciopelo verde, de Marlot Paris.

Pito con cuerda, de Sticky Lemon.

Zapatillas de colores, de Tiny x Puma.