Versátil, sabroso y muy adaptable, este vegetal es perfecto para muchas preparaciones, incluso para protagonizar los platos sin ningún problema. Un ejemplo es esta facilísima receta de coliflor al horno, que puede tanto acompañar cualquier plato como protagonizar una comida. ¿Lo mejor? Se cocina en minutos, tiene una lista ínfima de ingredientes y ayuda al bolsillo.

Ingredientes

  • 1 coliflor
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

A partir de aquí las variaciones son libres. Puedes incluir: pimentón, ralladura de limón, perejil, polvo de ajo o dientes de ajo, cúrcuma, curry en polvo… depende del sabor que quieras darle.

Preparación

-Corta la coliflor en rodajas de un centímetro y medio. Si quieres trozos más pequeños también funciona, la idea es tener superficies planas para facilitar que se dore.

-Frota con el aceite, la sal y la pimienta (y cualquier otro ingrediente que hayas incluido)

-Distribuye en una bandeja para el horno.

-Introduce en el horno, precalentado a 220 ºC, y cocina hasta que se doren los bordes. Luego dale la vuelta y espera hasta obtener el mismo resultado.

-¡Listo!