Todos queremos ese look de una piel tocada por el sol. Pero cada vez es más arriesgado exponerse para obtener este deseado bronceado, incluso si se usa (y hay que usarlo, ¡siempre!) protector solar. Pero siempre se puede imitar sin someter a la piel a los daños del sol. ¿Cómo? Con polvos como estos de Clarins, que dan un toque tocado por el sol al rostro.

Pensados para todo tipo de piel, estos polvos efecto buena cara cuentan con tres tonos satinados que intensifican y alargan el bronceado natural y cuidan la piel. Su fórmula está enriquecida con aceite de coco bio y extracto de cártamo que, además, nutren y protegen.