Es temporada de fresas y eso nos alegra… además de que siempre es mejor y más responsable consumir lo que está de temporada. Ya por sí sola una fresa es un manjar, pero por qué no buscar una manera original de comerlas… y que no implique mucho trabajo… y que sea muy divertida para l@s peques…

Se trata de hacer polos. Solo necesitas los moldes y palitos, ambos puedes encontrarlos fácilmente y baratos, y prometemos que van a darle mucha diversión a los días de buen tiempo.

Para celebrar que parece que el sol ha llegado para quedarse, te proponemos hacer estos polos y refrescar la tarde comiendo fruta de otra manera.

Ingredientes:

  • Un paquete de fresas
  • 1 taza de agua
  • Medio paquete de fresa en trozos.
  • Azúcar al gusto (no recomendamos usarla si las fresas están maduras)

Preparación:

  • Tritura hasta que quede homogéneo el paquete de fresas y la taza de agua. Añade azúcar al gusto.
  • Añade los pequeños trozos de fresa al líquido y vierte en los moldes hasta medio centímetro antes del borde.
  • Introduce los palitos y mete al congelados hasta que se solidifiquen.
  • Listo.