Nochebuena está llena de tradiciones que compartimos con todos pero, ¿y si creamos nuevas tradiciones para nuestra propia familia? Pensar en nuevas maneras de disfrutar y hacer cosas juntos en esta especial fecha, puede darle aún más valor a este día. Te proponemos, entonces, algunas nuevas tradiciones para llenar (más) de magia la Nochebuena.

Leer cuentos de Navidad (en voz alta)

Reunirse alrededor del arbolito y leer en voz alta (por turnos, si los peques ya saben leer) algún cuento de Navidad divertido es una buena tradición para pasar un rato agradable y en familia. ¿No sabes qué leer? Hay muchas opciones (algunas ya te las recomendamos).

Cocinar en familia

Si hay algo que une es cocinar juntos. Aunque los peques tengan poca edad, darles una tarea en la cocina los hará sentirse parte del proceso y podrán compartir parte del orgullo sobre el producto final.

Madre e hija cocinando

Medias de Navidad

Una tradición más americana, estas medias (que se rellenan con pequeños regalos) son siempre una tradición divertida para recibir algún detalle este día.

Medias navideñas

Hacer las decoraciones de la mesa

Ya sean centros de mesa, servilletas pintadas o algún otro detalle, que los peques elaboren decoraciones para la mesa de Nochebuena los mantendrá entretenidos y los convertirá en protagonistas de la cena.

Haciendo decoraciones navideñas

Hacer una noche de talentos

Cada miembro de la familia podría presentar ante los demás algún talento (nada descabellado, que sabemos que tienes poco tiempo). Se trata de divertirse, no de una exigencia. Deletrear, hacer una voltereta, cantar, hacer trucos de magia… todo vale.